La receta que se ha convertido en una de mis clásicas y favoritas de quienes la prueban.  Cuando decidí cambiar mi alimentación sabía que de las preparaciones que no iba a dejar de hacer era los queques.  Así que empecé a experimentar y probar las alternativas que se sugerían: prueba y error hasta que di con la mezcla de ingredientes – y técnica – correcta.

Ingredientes

  • 2 tazas de pulpa de ayote sazón cocinado y hecho puré
  • 3 cucharadas de linaza en semilla
  • 1 taza de jugo de manzana
  • ½ taza de leche de almendra
  • 2 ½ taza de harina
  • 1 taza de azúcar
  • 2 ½ cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de clavo de olor en polvo
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • ½ taza de aceite

Preparación

  1. Precaliente el horno a 195°C.  Rocíe con aceite en spray un molde para queque.
  2. Repose la linaza en el jugo de manzana durante 10 minutos.
  3. En un tazón aparte, combine la harina, el azúcar, el bicarbonato, el polvo de hornear, la sal, el clavo de olor, la canela y la nuez moscada.
  4. Mezcle el ayote con la linaza, el aceite y la leche de almendra.
  5. Incorpore poco a poco la mezcla de las harinas a la mezcla de ayote.
  6. Coloque en el molde para queque.
  7. Hornee durante 45 minutos o hasta que al insertar un cuchillo salga limpio.  Retire del horno y deje enfriar.

Valor Nutricional por porción – rinde 16 porciones

  • Energía 220 kcal
  • Proteína 4 g
  • Grasa 9 g
  • Carbohidratos 34 g
  • Fibra 3 g

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *