Los vegetales se pueden aprovechar de muchas formas, las sopas son una alternativa. Lo que tenemos que cuidar es de acompañarlas con alimentos que complementen para que nos den saciedad y los otros nutrientes que los vegetales no aportan. Por eso esta receta incluye los garbanzos rostizados, como fuente de carbohidrato complejo y proteína. Una preparación que se puede consumir como cena.

Ingredientes 

  • 3 cucharadas de aceite de soya 
  • ½ kg zanahoria
  • 1 pieza de jengibre pequeña, pelada y picada
  • ½ taza jugo de naranja natural 
  • ¼ cucharadita de comino molido
  • 1 hoja de laurel 
  • Sal y Pimienta al gusto
  • 4 cucharaditas de culantro picado finamente 
  • Garbanzos rostizados (ver receta abajo)

Preparación 

  1. Pele y pique la zanahoria en cuadritos.
  2. Coloque una olla a fuego medio y agregue el aceite.  Una vez caliente agregue la zanahoria y el jengibre.  Cocine moviendo ocasionalmente, entre 6-8 minutos.
  3. Agregue el agua y la sal.  Cocine hasta que hierva.  Baje el calor y cubra, mueva ocasionalmente hasta que las zanahorias estén suaves, aproximadamente 20 minutos.
  4. Coloque la mezcla en la licuadora o en el procesador de alimentos y licue hasta obtener una mezcla homogénea.  Incorpore nuevamente a la olla y agregue el jugo de naranja, la hoja de laurel, el comino y la pimienta.
  5. Cocine a fuego medio, moviendo ocasionalmente, durante unos 2-3 minutos.
  6. Retire. Sirva la porción en una taza sopera, agregue garbanzos rostizados en el centro y adorne con el culantro.

Valor Nutricional por porción – rinde 8 porciones

  • Energía 110 kcal
  • Grasa 5 g
  • Carbohidratos 15 g
  • Fibra 4 g
  • Proteína 3 g

Garbanzos Rostizados

  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 1 lata de garbanzos, enjuagados y secos 
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de pimienta de cayena
  • ¾ – 1 cucharadita de sal 
  • 1 cucharadita de azúcar granulada

Preparación 

  1. Precaliente el horno a 400 º F. 
  2. En una sartén pequeña a fuego medio tueste las semillas de comino hasta que su aroma se intensifique y empiecen a dorar ligeramente. 
  3. Colóquelas en un procesador de especias y procese hasta obtener polvo.
  4. Mezcle las especias, los garbanzos, el aceite de oliva, la pimienta, la sal y el azúcar en un tazón grande hasta que los garbanzos están recubiertos uniformemente. 
  5. Distribuya los garbanzos en una sola capa sobre una bandeja y coloque en el horno durante 25-35 minutos, o hasta que cambien a un color marrón dorado y estén crujientes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *