Creo que no puedo recomendar suficiente incluir las leguminosas en la alimentación diaria.  Prepararlas en torta son una forma realmente práctica de comer nutrición: aportan proteína saludable y carbohidratos complejos; además de dar saciedad, un tema importante en la alimentación sin carne.  Se pueden congelar sin cocinar y así quedan listas para preparar en el momento deseado. A esta receta se le puede añadir quinoa cocida, para hacer que la textura sea más suave.    

Ingredientes

  • 400 gr de garbanzos crudos 
  • 1 ½ cucharadita de comino molido
  • 1 ½ cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 ½ cucharadita de paprika
  • 1 cucharadita de culantro en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite para cocinar

Preparación

  1. En un tazón colocar los garbanzos con suficiente agua.  Dejar remojar al menos 8 horas.
  2. Una vez hidratados, desechar el agua de remojo.
  3. Colocar los garbanzos hidratados en el procesador de alimentos, procesar hasta obtener una pasta uniforme. Hidratar con poquitos de agua para lograr una pasta homogénea.
  4. Trasladar los garbanzos procesados a un tazón y agregar los condimentos.
  5. Mezclar hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.
  6. Formar tortas de unos 10 cm de diámetro.
  7. En una plancha agregar el aceite y colocar las tortas.
  8. Cocinar a fuego medio hasta que doren, aproximadamente 15 minutos por cada lado.

Valor Nutricional por porción – rinde 14 porciones

  • Energía 175 kcal
  • Proteína 6 g
  • Grasa 10 g
  • Carbohidratos 18 g
  • Fibra 4 g

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *