top of page
Buscar

Omega-3: Beneficios Esenciales y Fuentes Vegetales

“Hay que consumir pescado porque es bueno para la salud del corazón”

 

Esta es una recomendación común en salud. ¿La razón? El contenido de ácidos grasos omega-3. El omega-3 es un ácido graso considerado esencial para el cuerpo humano, lo que significa que nuestro cuerpo no puede producirlo por sí solo y debe obtenerse a través de la alimentación.


En este artículo estudiamos el Omega-3: sus beneficios esenciales y fuentes vegetales.


Introducción a los Omega-3

 

El omega-3 es un tipo de grasa poliinsaturada, cuyo nombre deriva de su estructura química en referencia a la cantidad de enlaces y de carbonos al final de la cadena. El nombre hace referencia a una familia, al igual que los ácidos grasos omega-6, a la que pertenecen los tres tipos principales de ácidos grasos omega-3 que son importantes para la salud humana:

 

  • Ácido alfa-linolénico (ALA): Es el más básico de los omega-3 y se encuentra principalmente en fuentes vegetales como las semillas de linaza, nueces, y aceites vegetales. El cuerpo utiliza el ALA para sintetizar energía y puede convertirlo, aunque de manera limitada, en los otros dos tipos de omega-3 que son más activos y beneficiosos.

  • Ácido eicosapentaenoico (EPA): Se encuentra principalmente en el aceite de pescado y algas. El EPA es crucial para la producción de moléculas llamadas eicosanoides que ayudan a regular la inflamación, la coagulación de la sangre, y otras funciones celulares.

  • Ácido docosahexaenoico (DHA): También se encuentra en aceite de pescado y algas. El DHA es un componente estructural importante de la piel, los ojos (retina), y el cerebro, siendo esencial para el desarrollo y la función cerebral.


Químicamente, estos ácidos grasos tienen cadenas de carbono con diferentes longitudes y configuraciones de dobles enlaces que influencian sus propiedades y funciones en el cuerpo. La estructura de los dobles enlaces en los ácidos grasos omega-3 los hace más flexibles y fluidos, y esta propiedad es la que ayuda a mantener la fluidez de las membranas celulares, facilitando la comunicación celular y la transmisión de señales



Beneficios de los Omega-3


El EPA y el DHA son de particular interés debido a que previenen enfermedades cardiovasculares (al menos in vitro han demostrado propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas, y antiarrítmicas). Su consumo está asociado —casi inversamente proporcional— con la incidencia de infartos y derrames; es decir, entre mayor su consumo, menor la probabilidad de tener enfermedad cardiovascular. Los investigadores del tema tienen la teoría de que los ácidos grasos EPA y DHA brindan este beneficio porque, al ser altamente insaturados, al juntarse en las membranas celulares, disponen del espacio celular de una manera que afecta directamente la estructura y las actividades de las funciones de los tejidos, promoviendo la salud de estos.

 

Los siguientes son los mecanismos a través de los cuales se propone que el EPA y el DHA actúan en la prevención de enfermedades cardíacas:


  • Propiedades antiinflamatorias: Los omega-3, y en particular el EPA, son precursores de moléculas llamadas resolvinas y protectinas que tienen fuertes propiedades antiinflamatorias. La inflamación crónica es un factor de riesgo conocido para muchas formas de enfermedad cardiovascular, por lo que reducir la inflamación puede ayudar a proteger contra estas enfermedades.

  • Propiedades antitrombóticas: Los omega-3 pueden influir en la agregación plaquetaria (la capacidad de las plaquetas de agruparse y formar coágulos). El EPA y el DHA ayudan a hacer las plaquetas menos "pegajosas", lo que puede reducir el riesgo de formación de coágulos que podrían bloquear las arterias y causar eventos como infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares.

  • Propiedades antiarrítmicas: Los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a estabilizar el ritmo cardíaco. Se ha observado que el DHA modifica las propiedades eléctricas de las células cardíacas, ayudando a prevenir arritmias que pueden ser fatales.

 

Además, los ácidos grasos omega-3 tienen influencia en:


  • Función Cerebral: Se ha demostrado que el DHA es crucial para el desarrollo y la función del cerebro y la retina, especialmente durante el desarrollo prenatal y postnatal temprano. La suplementación con EPA y DHA durante el embarazo ha mostrado vínculos con el desarrollo cognitivo y visual en niños.

  • Salud Mental: Estudios sugieren que un mayor consumo de EPA y DHA puede tener un efecto protector contra la depresión. Las investigaciones han encontrado una relación inversa significativa entre la ingesta de estos ácidos grasos y el riesgo de depresión.

  • Salud de la Piel: EPA y DHA también pueden influir en la salud de la piel, particularmente en la gestión de condiciones inflamatorias de la piel como la dermatitis atópica.

  • Microbiota Intestinal: Los ácidos grasos omega-3, especialmente el EPA y DHA, pueden modificar significativamente la microbiota intestinal, promoviendo un aumento en la diversidad y abundancia de bacterias beneficiosas como Bifidobacteria y Lactobacilli. Esto es esencial para mantener un equilibrio saludable de la microbiota intestinal y puede tener efectos protectores contra enfermedades inflamatorias y metabólicas.

  • Sistema Inmunitario: Los omega-3 pueden mejorar la inmunidad intestinal al modificar la composición de la microbiota intestinal, lo que afecta la respuesta inflamatoria y la barrera intestinal. Por ejemplo, pueden reducir la producción de citocinas proinflamatorias y promover la diferenciación de células T reguladoras, equilibrando así la respuesta inmunitaria.

  • Enfermedades Específicas: Los omega-3 pueden influir en el tratamiento y la prevención de condiciones específicas como la enfermedad hepática grasa no alcohólica, la inflamación intestinal y los trastornos metabólicos a través de su impacto en la microbiota y la inflamación.


Dos pescados en un plato


Alimentación sin Pescado: Fuentes Vegetales de Omega-3


Pero entonces, ¿qué hacemos en la alimentación que no incluye pescado? Lo que debemos hacer es incluir los alimentos de origen vegetal fuente de omega-3 para asegurar el aporte requerido de EPA y DHA, tanto para prevenir la enfermedad cardiovascular como para no afectar los procesos en los que estos ácidos grasos participan activamente.


Como el ácido alfa-linolénico (ALA) es el precursor del EPA y el DHA, la Ingesta Diaria Recomendada (IDR) es de ALA y se define según el género: 1.1 gramos para mujeres y 1.6 gramos para hombres. Estos son los alimentos de origen vegetal fuente de ALA:

  • Aceite de Linaza: Una sola cucharada supera la cantidad diaria recomendada tanto para hombres como para mujeres (con 7.25 gramos de ALA, proporciona más de 400% de la IDR para mujeres y hombres).

  • Aceite de Canola: Una cucharada de aceite de canola contiene 1.28 gramos de ALA, lo que cubre aproximadamente el 116% de la ingesta diaria recomendada para mujeres y el 80% para hombres.

  • Aceite de Semillas de Hemp: Con 2.24 gramos por cucharada, proporciona más del 200% de la IDR para las mujeres y alrededor del 140% para los hombres.

  • Aceite de Soya: Con 0.92 gramos por cucharada, este aceite cubriría alrededor del 83% de la IDR para las mujeres y el 57.5% para los hombres. 

  • Aceite de Maíz: Con 0.16 gramos de ALA por cucharada, se requerirían aproximadamente 7 cucharadas para las mujeres y 10 para los hombres para cubrir las recomendaciones diarias, por lo que podría ser más un complemento que una fuente principal.

 

En cuanto a las semillas:


  • Nueces de Nogal: Dos cucharadas de nueces de nogal proporcionan 1.35 gramos de ALA, lo que cubre más del 100% de la IDR para las mujeres y cerca del 84% para los hombres.

  • Linaza Molida: Dos cucharadas ofrecen 3.19 gramos, lo que significa más del 290% de la IDR para las mujeres y 199% para los hombres.

  • Chia: Dos cucharadas de chía contienen 5.06 gramos de ALA, excediendo significativamente la recomendación diaria tanto para mujeres (460%) como para hombres (316%).

 

Y en cuanto a los vegetales y tofu:


  • Brócoli: Una taza de brócoli cocido ofrece 0.19 gramos, lo que constituye alrededor del 17% de la IDR para las mujeres y el 11.8% para los hombres.

  • Kale: Una taza de kale cocido aporta 0.13 gramos de ALA, lo que sería aproximadamente el 11.8% de la IDR para mujeres y 8.1% para hombres.

  • Tofu: Media taza de tofu aporta 0.23 gramos de ALA, cubriendo aproximadamente el 20.9% de la IDR para mujeres y 14.4% para hombres.

 

Incluir fuentes de ácido alfa-linolénico (ALA) en nuestra dieta es esencial para obtener los beneficios de los omega-3, especialmente si seguimos una alimentación VEG. Por ejemplo, tan solo una cucharada de linaza molida satisface el requerimiento diario recomendado de ALA para hombres, que es de 1.6 gramos; y excede el requerimiento para mujeres, que es de 1.1 gramos.

 

Estos datos demuestran que una dieta bien planificada que incluya una variedad de estos alimentos puede cubrir fácilmente y hasta exceder la ingesta diaria recomendada de ALA sin necesidad de recurrir a fuentes animales de omega-3. Integrar diferentes fuentes a lo largo del día no solo puede cubrir las necesidades de ALA sino también una rica ingesta de otros nutrientes esenciales como fibras, vitaminas y minerales.



Foto de semillas de linaza


Cómo Incorporar ALA en su Alimentación Diaria


Pero ¿cómo incorporamos adecuadamente estas fuentes en nuestra dieta? Aquí hay algunas sugerencias deliciosas:

 

Desayuno

Avena “trasnochada” con Linaza

Mezcle media taza de avena integral con una taza de leche de soya y una cucharada de linaza molida. Añada una pizca de canela y una cucharadita de miel de agave y deje reposar en el refrigerador durante la noche. Por la mañana puede agregar frutas frescas como fresas y banano para un desayuno nutritivo y fácil de preparar.

 

Almuerzo

Ensalada de Vegetales Mixtos con Aceite de Linaza

Prepare una ensalada con una mezcla de hojas verdes, tomates, pepino y aguacate. Use una cucharada de aceite de linaza como base para el aderezo, mezclado con jugo de limón, mostaza y hierbas frescas.

 

Cena

Tofu Salteado con Vegetales y Nueces

Para la cena, saltee medio bloque de tofu firme con una variedad de vegetales como brócoli, chile dulce y zanahorias. Agregue un puñado de nueces de nogal picadas al final de la cocción para un toque crujiente y una dosis extra de ALA. Sirva sobre una cama de quinoa o arroz integral para una cena completa y nutritiva.

 

Adicionalmente, estas son algunas sugerencias para meriendas que incorporen fuentes de ALA:

 

Batido de Frutas

Prepare un batido mezclando una cucharada de linaza molida o chía con banano y fresas o moras. Utilice leche de soya para hacerlo aún más nutritivo. Este batido es rico en omega-3 y perfecto para una merienda energizante a media mañana o tarde.

 

Dip de Aguacate con Vegetales: Triture un aguacate maduro y mezcle con limón, cilantro y una cucharada de aceite de semillas de hemp. Use este dip con palitos de zanahoria, apio y pepino para una merienda fresca y saludable.

 

Postres caseros con Linaza: Prepare alguna de las recetas que comparto acá en mi página web que utilizan linaza como uno de sus ingredientes.


Plato de avena con frutas


Suplementación con Omega-3: Necesidades y Beneficios


Mientras que los alimentos de origen vegetal son fundamentales para obtener el ácido alfa-linolénico (ALA), nuestro cuerpo enfrenta limitaciones al convertir este omega-3 en las formas más activas EPA y DHA. Un aspecto importante a entender sobre los omega-3 es el proceso de bioconversión de ALA en ácidos más complejos como el eicosapentaenoico (EPA) y el docosahexaenoico (DHA). Nuestro cuerpo tiene la capacidad de convertir ALA en EPA y luego en DHA, pero este proceso es ineficiente, con tasas de conversión que pueden variar significativamente entre individuos debido a factores genéticos, de edad, de sexo y del estado nutricional general. Se estima que menos del 10% de ALA se convierte en EPA y menos del 1% en DHA.

 

Por esto, aunque las fuentes vegetales de ALA son valiosas, pueden no ser suficientes para cubrir completamente las necesidades de EPA y DHA, especialmente en poblaciones con requerimientos incrementados. Para garantizar una ingesta adecuada, se debe considerar la inclusión de suplementos de omega-3 derivados de algas, los cuales proporcionan EPA y DHA directamente sin necesidad de conversión.

 

Algunas personas podrían considerar tomar suplementos de omega-3 derivados de algas para obtener directamente EPA y DHA, especialmente aquellos con requisitos elevados o restricciones dietéticas.

 

La suplementación con omega-3 puede ser una estrategia efectiva para cubrir la ingesta recomendada. Si bien es cierto que muchos suplementos de omega-3 provienen de fuentes marinas, existen opciones derivadas de algas que son 100% vegetales y proporcionan EPA y DHA directamente sin los inconvenientes de los aceites de pescado.

 

Al elegir un suplemento de omega-3 y considerar la dosis recomendada, hay varios factores técnicos y prácticos que se deben tener en cuenta para asegurar de que el producto sea efectivo, seguro y adecuado para las necesidades específicas.

 

Consideraciones Técnicas para Elegir un Suplemento de Omega-3


Fuente del Omega-3:

  • Fuente Marina vs. Algal: Para que el suplemento sea vegano, hay que optar por los que están hechos a base de algas, ya que son una de las pocas fuentes no animales de EPA y DHA.

  • Calidad y Pureza: Se deben buscar productos que certifiquen la ausencia de contaminantes como metales pesados, PCBs y dioxinas, lo cual es especialmente importante para suplementos derivados de peces.

Forma de Omega-3:

  • Triglicéridos, Ésteres Etil y Fosfolípidos: Los suplementos de omega-3 vienen en diferentes formas moleculares. Los triglicéridos y los fosfolípidos generalmente tienen mejor absorción que los ésteres etílicos.

Certificaciones:

  • Certificaciones de Terceros: Preferiblemente, los suplementos deben haber sido evaluados por organizaciones independientes como USP (United States Pharmacopeia), NSF International, o IFOS (International Fish Oil Standards) que aseguran la calidad y potencia del producto.


Sostenibilidad:

  • Certificaciones Ecológicas: Si se opta por suplementos de aceite de pescado, considerar aquellos que tengan certificaciones de sostenibilidad como MSC (Marine Stewardship Council) para asegurar de que los productos provienen de pesquerías responsables.

 

Dosis Recomendada de Omega-3


Personas Adultas:

Para mantenimiento general de la salud, las dosis pueden variar entre 250 y 500 mg de EPA y DHA combinados por día.


Salud Cardiovascular:

Para apoyo cardiovascular, dosis de hasta 1000 mg de EPA y DHA por día son comúnmente recomendadas.


Durante el Embarazo y Lactancia:

Se recomiendan dosis de alrededor de 200-300 mg de DHA diarios para apoyar el desarrollo del cerebro del bebé.


Condiciones Específicas:

Para condiciones inflamatorias o de salud mental, las dosis pueden ser más altas, desde 1000 hasta 2000 mg de EPA y DHA combinados por día. Siempre es recomendable discutir estas dosis con un profesional de la salud.


 

Advertencias

  • La nota de precaución con los suplementos es que pueden tener efectos secundarios como el sangrado o la supresión del sistema inmune que suelen estar asociados con dosis altas de suplementos de omega-3.

  • Los omega-3 pueden interactuar con medicamentos anticoagulantes debido a sus efectos sobre la coagulación sanguínea. Es vital consultar a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier régimen de suplementación, especialmente si se tienen condiciones preexistentes o se está tomando medicación que pueda interactuar con altas dosis de omega-3.


 


Foto de suplemento de omega-3


Impacto Ambiental del Consumo de Pescado


La realidad sobre los productos del mar en nuestros días es alarmante; los peces se han convertido en uno de los alimentos más contaminados en nuestra cadena alimentaria. Los procesos de bioacumulación en especies marinas llevan a que incluso pequeñas cantidades de contaminantes en el agua se concentren en niveles mucho más altos dentro de los tejidos de los peces, especialmente en depredadores grandes.

 

Esto significa que el riesgo asociado con la ingesta de toxinas, que incluyen metales pesados como el mercurio y productos químicos industriales como los PCBs, puede superar los beneficios nutricionales que el pescado proporciona. Por ende, la recomendación prudente sería evitar el consumo de pescado, orientándonos hacia fuentes de nutrición más limpias y seguras que no comprometan nuestra salud por la carga tóxica que pueden llevar.

 

Contaminación de los Peces

  • Bioacumulación de Toxinas: Los peces, especialmente los depredadores grandes como el atún, el pez espada, y algunos tipos de tiburones, pueden acumular altos niveles de metales pesados como el mercurio, así como otros contaminantes como PCBs y dioxinas. Esto ocurre a través del proceso de bioacumulación, donde los peces absorben toxinas del agua o a través de la ingesta de otras presas contaminadas.

  • Impacto en la Salud: El consumo de pescado altamente contaminado puede estar asociado con varios riesgos para la salud, incluyendo efectos sobre el desarrollo neurológico, el sistema cardiovascular, y el sistema endocrino. 


Sobrepesca

  • Muchas especies de peces están siendo pescadas a tasas insostenibles, lo que lleva a la disminución de las poblaciones y altera el equilibrio ecológico de los océanos.


Prácticas de Pesca Destructivas

  • Algunas técnicas de pesca, como el arrastre de fondo, no solo capturan la especie objetivo sino que también atrapan una gran cantidad de especies no deseadas (captura incidental), además de dañar el hábitat marino.

 


Contaminación de los oceános


Conclusión


Los ácidos grasos omega-3, como el ALA, EPA y DHA, son esenciales para nuestra salud, ofreciendo numerosos beneficios que van desde la mejora de la función cardiovascular hasta el apoyo al desarrollo cerebral. Aunque el pescado ha sido una fuente tradicional de estos nutrientes, las preocupaciones sobre la contaminación y el impacto ambiental hacen que las fuentes vegetales y los suplementos derivados de algas sean alternativas viables y necesarias. Al integrar fuentes vegetales de ALA en nuestra dieta y considerar suplementos cuando sea necesario, podemos cumplir con nuestras necesidades nutricionales de omega-3 de una manera segura y sostenible.

 

En mi opinión, algunas recomendaciones nutricionales pueden ser excesivamente simplistas. Por ejemplo, la prevención de enfermedades cardiovasculares no depende únicamente del consumo de pescado. Es esencial adoptar un enfoque integral que incluya una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable. Factores como la actividad física regular, la gestión del estrés, y evitar el consumo de tabaco son igualmente cruciales para mantener la salud cardiovascular.

 

 

Referencias bibliográficas

  • Dighriri, I. M., Alsubaie, A. M., Hakami, F. M., Hamithi, D. M., Alshekh, M. M., Khobrani, F. A., ... & Tawhari, M. Q. (2022). Effects of Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids on Brain Functions: A Systematic Review. Cureus, 14(10), e30091. https://doi.org/10.7759/cureus.30091

  • Djuricic, Ivana, and Philip C. Calder. (2021). Beneficial Outcomes of Omega-6 and Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids on Human Health: An Update for 2021. Nutrients, 13, no. 7: 2421. https://doi.org/10.3390/nu13072421

  • Fu, Y., Wang, Y., Gao, H., Li, D., Jiang, R., Ge, L., Tong, C., & Xu, K. (2021). Associations among Dietary Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids, the Gut Microbiota, and Intestinal Immunity. Mediators of Inflammation, 2021. https://doi.org/10.1155/2021/8879227

  • Lane, K., Derbyshire, E., Li, W., & Brennan, C. (2014). Bioavailability and potential uses of vegetarian sources of omega-3 fatty acids: a review of the literature. Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 54(5), 572-579. https://doi.org/10.1080/10408398.2011.596292

  • Sarter, B., Kelsey, K. S., Schwartz, T. A., & Harris, W. S. (2015). Blood docosahexaenoic acid and eicosapentaenoic acid in vegans: Associations with age and gender and effects of an algal-derived omega-3 fatty acid supplement. Clinical Nutrition, 34(2), 212-218. https://doi.org/10.1016/j.clnu.2014.03.003



Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page