top of page
Buscar

Caldo de Vegetales Casero

Mejor que cualquier versión comprada en el supermercado


En la búsqueda de una alimentación más consciente y sostenible, preparar nuestras propias comidas en casa juega un papel crucial. No solo nos permite controlar los ingredientes y su calidad, sino que también nos ayuda a reducir el desperdicio de alimentos. En este espíritu, les presento una receta fundamental que todos deberíamos tener a mano: el caldo de vegetales casero.


¿Por qué preparar caldo de vegetales en casa?


Preparar caldo de vegetales en casa es extraordinariamente gratificante. Este caldo es un uso inteligente de los vegetales que quizás de otra manera descartaríamos, al tiempo que ofrece una base rica en nutrientes para numerosas recetas, desde sopas hasta risottos, como el que puede encontrar acá en mi página también.


La belleza de esta receta de caldo de vegetales reside en su flexibilidad. Aunque en esta ocasión utilizo zanahorias, apio, cebolla, ajo y puerro, siéntase libre de ajustar la selección de vegetales según lo que tenga disponible. Y aunque la idea de preparar caldo de vegetales en casa puede ser intimidante para algunos (yo incluida), la realidad es que el proceso es más sencillo de lo que parece y el resultado es incomparablemente mejor que cualquier versión comprada en el supermercado.



 

Receta de Caldo de Vegetales Casero


Rinde 1.5 litros aproximadamente


Ingredientes:

2 zanahorias grandes y cortadas en trozos grandes

2 tallos de apio, cortados en trozos grandes

2 cebollas medianas, peladas y cortadas en trozos

3 dientes de ajo, pelados y aplastados

1 puerro, solo la parte blanca y verde claro, bien lavado y cortado en trozos grandes

3 hojas de laurel

Unas ramas de perejil fresco

Unas ramas de tomillo fresco

Unas hojas de orégano fresco

1 cucharadita de granos de pimienta negra

¾ a 1 cucharadita de sal

2 litros de agua

Aceite de oliva para sofreír

 

Instrucciones:

  1. Prepare los vegetales: Lave y prepare los vegetales como se indica en la lista de ingredientes.

  2. Sofría la cebolla, el ajo y el puerro: Caliente un poco de aceite de oliva en una olla grande a fuego medio. Añada la cebolla, el ajo y el puerro y sofríalos hasta que estén translúcidos y fragantes, aproximadamente de 5 a 7 minutos.

  3. Añada el resto de los ingredientes: Incorpore el apio, la zanahoria, los granos de pimienta, las hojas de laurel, el agua y las hierbas frescas.

  4. Hierva: Lleve la mezcla a ebullición y luego reduzca el calor para que hierva a fuego lento.

  5. Cocine a fuego lento: Deje cocinar a fuego lento durante al menos 1 hora, sin tapar, permitiendo que los sabores se concentren.

  6. Cuele: Después de la cocción, cuele el caldo con un colador fino, desechando los sólidos.

  7. Enfríe y almacene: Deje que el caldo se enfríe completamente antes de guardarlo en el refrigerador o congelarlo para su uso futuro.



 

El caldo de vegetales es un testimonio de que lo simple a menudo conduce a lo más nutritivo. Prepararlo en casa le permite aprovechar al máximo sus ingredientes y le brinda la base perfecta para explorar otras recetas.


Cada vez que cocinamos, tenemos la oportunidad de elegir ingredientes que no solo nutren nuestro cuerpo, sino que también respetan el planeta.



Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page