El hierro en la alimentación sin carne

El hierro es un mineral presente en la hemoglobina de los glóbulos rojos de la sangre, cuya principal función es transportar oxígeno desde los pulmones hacia las células de todos los órganos y tejidos. El hierro componente de las células musculares (mioglobina), se encarga de retener y almacenar oxígeno en los músculos para su uso.


Una deficiencia de hierro se puede presentar cuando las pérdidas o las bajas ingestas a través de la dieta no pueden ser compensadas por los mecanismos de absorción. Cuando la deficiencia del mineral se complica a estadios avanzados, es cuando se presenta la anemia por deficiencia de hierro, debido a que no hay suficiente mineral para la producción de glóbulos rojos. Esto provoca que haya muy pocos glóbulos rojos en circulación, y por lo tanto que se manifiesten los síntomas.


Los síntomas de la deficiencia de hierro son inespecíficos, según se indican en el Nutrition Guide for Clinicians y se pueden confundir con problemas de conducta y de motivación como por ejemplo fatiga, irritabilidad, cambios de humor y dificultad para hacer ejercicio. Otros síntomas que se pueden manifestar son disminución del apetito (especialmente en niños), pica (ansia y consumo intencional de hielo, tiza, tierra entre otras sustancias no alimenticias), palidez, dificultad para respirar y síndrome de piernas inquietas. La deficiencia de hierro en los niños pequeños aumenta el riesgo de retrasos en el desarrollo y trastornos del comportamiento. Cuando la deficiencia avanza a anemia, los síntomas se agravan manifestando la complicación del problema.


La anemia por deficiencia de hierro debe ser diagnosticada según los resultados del hemograma completo (hemoglobina, hematocrito, VCM, CHCM y HCM) y antes de recurrir a un suplemento, se deben realizar ajustes en la dieta, en las horas de sueño y la cantidad de actividad física; porque si bien es cierto el organismo cuenta con mecanismo para compensar las bajas ingestas del nutriente, no cuenta con mecanismos para eliminar el exceso. Las recomendaciones nutricionales giran alrededor de evitar los inhibidores de la absorción, al tiempo que se incluyen los facilitadores.


El hierro forma parte de los nutrientes que tienen un nivel máximo de ingesta tolerable o Tolerable Upper Intake Level (UL, por sus siglas en inglés), el cual se define como el nivel más alto de ingesta diaria continua de nutrientes, que probablemente no represente ningún riesgo de efectos adversos para la salud de casi ninguna persona, independiente del género y de la etapa en el ciclo de la vida en la que se encuentre. A medida que la ingesta aumenta por encima del UL, aumenta el riesgo potencial de efectos adversos para la salud.


El requerimiento de hierro está definido según la biodisponibilidad de la dieta, lo que hace que la cantidad de miligramos por día recomendada varíe hasta en un 50% cuando la alimentación se basa en alimentos de origen vegetal.Esto es solamente un dato, y no debe tener ninguna implicación adversa en relación con la alimentación sin productos de origen animal.Incluir en la dieta alimentos de origen vegetal fuente del nutriente, como las leguminosas (especialmente los frijoles), los vegetales color verde oscuro como las espinacas y otros como la brócoli; asegura el aporte adecuado del nutriente para cubrir el requerimiento.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo